sábado, 17 de abril de 2021

⏳La ÉTICa🍎: su DefIniCión, TipOs, TeOrías, DocTrinas, Autores


La ÉTICa🍎 su DefiniCion, TipOs, TeOrías, DocTrinas, Autores




Querido lector. Seré franco, —la sinceridad es algo que no se encuentra frecuentemente en los escritos y ensayos de los redactores del mundo del SEO, ávidos por amontonar seguidores y jugosas ganancias para sus plataformas—, este tema está, está de más decirlo, completamente trillado. No te mentiré. No hablaré de algo nuevo.


La razón capital que me motivó e inspiró a escribir este artículo tan ordinario y vulgar en grado extremo, que asusta por el nivel de simpleza, obedece a que me he percatado de lo siguiente: en general se suele hablar de ética en términos mundanos y sin mayor precisión por ejemplo se habla de ética personal, ética profesional, ética política, ética laboral y así sucesivamente  y, debido a ello, el término se ha extendido y dilatado tanto que casi ha perdido en su totalidad su sentido original. ¿Pero qué es en realidad la ética vista esta desde una perspectiva general?  Por eso, en este lacónico ensayo trataré de definir de manera sintética en lo que consiste dicha materia.



La ética es un terreno bastante extenso y se compone de varias notas o momentos. Algunos creen, por ejemplo, que esta se agota en la deontología; mas la ética, si es genuina, no puede agotarse en algunos de sus momentos. 


la ética en general

La ÉTICa🍎 su DefiniCion, TipOs, TeOrías, DocTrinas, Autores


El ser humano es un ser social y por tanto, le guste o no, debe de poner coto a sus pasiones y ambiciones actuando de una manera moderada para no afectar  al otro de manera negativa y alterar la sana convivencia social. El hecho de que no solo existe él, sino que vive con otros, le obliga a reflexionar sobre qué clase de criterios son los más adecuados y deseables para aplicar en su operar cotidiano. A grandes rasgos, se puede decir que la ética es una disciplina filosófica, es esa  rama de la filosofía cuya misión se circunscribe a determinar la naturaleza de lo bueno y lo malo; son cuestiones propiamente del terreno de la ética las siguientes: ¿Qué tipo de actos son buenos? ¿Qué clase de actos se pueden considerar como intrínsecamente malvados? ¿Con base a qué criterios debe el ser humano regir su operar?


 

Por otro lado, conviene hacer mención, por trivial que pueda sonar,  sobre  su raíz etimológica, ética  viene del griego “ethos” que significa más o menos costumbre o hábito. Para Aristóteles, es por el hábito que se llega a ser virtuoso y no gracias a la naturaleza. Comúnmente, debido a la falta de rigor a la hora de externar y enunciar dichos conceptos, este término se suele confundir y tomar como sinónimo con el de moral, pero en realidad no son lo mismo; es preciso aquí, para evitar equívocos, distinguirlos. 



👉Te puede interesar: El único filósofo importante y relevante de hoy y de siempre 



El ya mencionado hace referencia a esa serie de normas morales que sirven para gobernar nuestra conducta; en lo que respecta al segundo, se refiere a la disciplina filosófica que intenta, mediante el análisis crítico y reflexivo,  establecer en que descansan aquellas normas morales. En palabras simples: la moral, en general, hace alusión a una suerte de conducta de un pueblo, colectivo o de un individuo, en lo concerniente a la ética, aquella es una reflexión de naturaleza crítica y filosófica. Un ejemplo de un glorioso representante de esta área es Sócrates, considerado, con justa razón, como el padre de la filosofía política. 


Bajo el principio de "conócete a ti mismo", aquel fundamentó su ética. Esa máxima, a su juicio, debe ser observada y efectuada si es que se ambiciona tener éxito en lo que atañe a los asuntos éticos. Dicha consigna, por así llamarla,  que se cree fue dicha por el mismo dios Apolo por el oráculo de delfos, fue posteriormente retomada por muchos otros filósofos para fundamentar y configurar su operar teórico y práctico. Después de lo brevemente expuesto, sería deseable, considerando la importancia de la cuestión aquí abordada, delimitar con mayor precisión nuestro tema. 


Pues bien, con lo que hasta este momento se ha mencionado, se puede ir viendo que definir en lo que consiste la ética de manera real y no solo nominal no es una tarea fácil y, con base a los numerosos estudios sobre ella realizada y la diversidad de definiciones buenas y malas de ella brindadas,  se puede determinar que no existe una definición unívoca sobre aquella. Dado que la ética, un basto terreno en el que brilla por su presencia la complejidad más aterradora,  es un campo de una dimensión extremadamente amplia, es requerido delimitarlo en unos cuantos capítulos. 


En mi experiencia, cuando pienso y hablo sobre ética, en general, siento como la sensación de estar en una habitación abandonada, completamente desordenada y en un caos total, existe muchísima bibliografía al respecto pero a veces esta  en vez de aclarar la materia más la oscurecen, en mi caso, me fue de gran auxilio la lectura de the Ethical Life  del filósofo  Russ Shafer Landau; ese librito  fácil y pedagógico, algo típico del escritor inglés,  me ayudó enormemente  para disipar, no en su totalidad, es obvio,  la penumbra teórica y alcanzar una visión más esclarecida acerca de este tema. 


Según este autor, que recomiendo a todos aquellos neófitos que se acercan con genuino interés al terreno ético, existen cuatro grandes apartados de la filosofía moral o ética como él la llama.  El libro ya aludido propone los siguientes capítulos de la ética: la teoría del valor, la ética normativa, la meta-ética y la ética aplicada (Shafer-Landau, 2012). Digamos algo, pues, de forma sintética y clara sobre estos puntos.


La teoría del valor


La teoría del valor es la parte de la ética que tiene como fin determinar lo que es bueno en sí mismo. Por ejemplo, es tarea de ésta investigar si la felicidad es el bien último, un bien intrínseco y no uno instrumental. 


👉Te puede  interesar: BYUNG-CHUL HAN, MARX y la Categoría de Violencia NEGATIVA (Karl Marx se Equivocó)


En el primer apartado fácilmente se puede identificar a Epicuro como máximo representante en la antigua Grecia y en tiempos más recientes se puede mencionar a John Stuart Mill. Aunque son espíritus de distintas épocas y con perspectivas teóricas disímiles en varios aspectos, asientan por lo menos en lo siguiente: consideran que la felicidad, más que todo otro bien habido y por haber, es lo más importante. 


 Todo ser humano independientemente de su situación objetiva y subjetiva en el mundo quiere en lo profundo ser feliz. Mill creía que hay que realizar el máximo de bien para la mayoría, a saber, es menester producir la mayor cantidad de felicidad para el mayor número de personas; él, como sabemos, fue un hedonista moderno. Otros filósofos como Huxley y Robert Nozick no lo estiman así.



Ética normativa


La misión fundamental de la ética normativa es básicamente fundamentar un principio sobre el cual construir el edificio de la ética. Lacónicamente, intenta determinar lo que es bueno y correcto. Esta es una de las más grandes ramas de la filosofía moral y desde esa perspectiva se ha gastado ríos de tinta. En fin, quiere encontrar ese principio que pueda servir como guía para la buena acción moral.



Teorías y doctrinas


Entre las teorías que se asocian con esta amplia rama de la ética se pueden mencionar las siguientes: la teoría del mandato divino, la teoría de la ley natural, el egoísmo ético, la visión utilitarista, la teoría del contrato social, la ética de la virtud, y la ética feminista. 



La teoría del mandato divino



Esta teoría sostiene que algo es bueno en la medida que dios lo quiere así, a saber, algo es bueno porque dios, en su infinita sabiduría, lo ha ordenado así. Se obrar ético debe ceñirse al criterio de dios. Esta cuestión se haya presente en uno de los diálogos de Platón, Eutifrón. En ese diálogo se plantea más o menos lo siguiente: es una acción buena porque los dioses lo mandan así o ellos lo ordenan de tal manera porque es buena en sí misma. De esta consideración se pueden derivar dos puntos.



Dios ordena hacer el bien


Primero, en este caso se da por sentado que dios precede al bien. Si Dios, que es infinitamente sabio y bueno ordena hacer algo, aquello necesariamente es bueno y, por lo tanto, haciéndole honor a la razón que poseemos, lo más sensato es obedecerlo. Como es un estatuto de dios, los hombres y mujeres que poseen un cierto grado de racionalidad deben obedecerlo. Como dios ordena hacer el bien, el mal es una actividad degradante y ofensiva a sus ojos, el que lo realiza está en abierta oposición a su mandato y voluntad. 


Dios identifica el bien


Segundo, si el bien precede a dios y no es constitutivo a su esencia, él como un ser racional y fuente de toda racionalidad, lo advierte y por tanto siendo coherente con su naturaleza ordena realizar actos justos si es que los hombres y mujeres quieren vivir de acuerdo a sus leyes infinitamente sabias. 


¿Pero si dios, como muchos espíritus libres y lúcidos en grado sumo sostienen, no es el fundamento de la moral, entonces en qué o quien reside ese fundamento? Dado que existe un número no pequeño de hombres y mujeres que no suscriben con la creencia religiosa y que no están dispuestos a aceptar la validez de dicha teoría. Debido a ello surge otra teoría llamada La ley Natural, bastante teológica por cierto. 


Teoría de la Ley Natural


Para los que sostiene esta teoría, asientan que ese fundamento es la naturaleza o más precisamente la naturaleza humana. Esta teoría es asociada con la ética normativa dado que intenta demostrar que una acción ha de ser llamada buena en la medida que respete la naturaleza humana, de lo contrario, aunque se sostenga lo contrario, sería inmoral y por lo mismo impracticable. El sujeto debe estar siempre atento a no ir a violar de ningún modo la naturaleza humana. Tomás de Aquino en la antigüedad y Philippa Foot en nuestra época son dignos representantes de esta teoría. 



Hay, es cierto, una cuestión considerablemente difícil de zanjar y es encontrar un balance sano entre el interés particular y el ajeno. Lo ya mencionado constituye un capítulo central en la ética normativa. Comúnmente, la mayoría da por sentado que se debe prestar la debida atención al ajeno, pues eso es señal de virtud, con lo cual estaría en total desacuerdo Nietzsche, partidario de la virtud libre de toda moralina.


Egoísmo Ético


Existen otros que, con argumentos apretados y coherentes desde un punto de vista lógico, como es el caso de Ayn Rand, se alejan y difieren de ese criterio popular. Ella, por la forma como expone su pensamiento ético, suscribe con el egoísmo ético, doctrina que sostiene que un operar propiamente ético es el que brinda prioridad al interés propio antes que al ajeno; la cual no es muy popular para la mayoría teóricamente, pero en la práctica parece que principia la de Ayn, pero que tiene en verdad ardorosos partidarios, y quizá estos sean más sinceros que muchos hipócritas que no lo aceptan teóricamente pero prácticamente hacen lo contrario. En ese sentido, lo que otros puedan sufrir como consecuencia de nuestro operar teórico y práctico es lo de menos; básicamente es ético alcanzar los bienes materiales y espirituales que se desean, si otros no lo logran por culpa nuestra es su problema.


Utilitarismo


Esta teoría nos invita a intentar producir la mayor cantidad de felicidad para el mayor número. De allí se puede colegir que para producir dicha felicidad en un determinado territorio es posible utilizar la fuerza inclusive la militar. Dicha perspectiva se enfoca mayoritariamente en los resultados y no tanto en la intención. Sin embargo, nada indica que porque se realice cierta acción producirá una cantidad mayor de felicidad. 


Uno de los máximos representantes de esta corriente de pensamiento ético es Smart. Kant es su antítesis, los resultados para éste son, en definitiva, irrelevantes, lo que realmente importa es que aquellos sean consistentes con los principios que guían nuestro proceder ético. 


La esencia de la moral para Kant consiste en la actividad justa y recta. Si la máxima que guía un operar moral no es universalmente aplicable entonces no es buena sino inmoral. 


El contrato social


Otra ética muy importante es la que se deriva de la teoría del contrato social. Hobbes en su libro el Leviatán otorgó y suministró  muchos  de los conceptos capitales para la solidificación de este enfoque. Según esta teoría, la moralidad es una tarea de naturaleza cooperativa y las reglas morales son aquellas que las personas interesadas obedecerían bajo las condiciones que los demás lo harán asimismo. 


Prima facie


W.D. Ross argumenta en contra de la existencia de alguna regla moral, por eso propone su ética deontológica prima facie. Según esta visión ética, hay que actuar conforme a los deberes prima facie o a primera vista. Según este filósofo existen siete deberes


✅Fidelidad 

✅Reparación

✅Gratitud

✅Justicia

✅Beneficencia

✅Superación personal 

✅No daño


Para tener éxito en nuestro accionar ético es indispensable actuar intentando seguir estos deberes; pero no siempre es posible actuar de tal manera en ciertos casos aquellos entrarán en abierto conflicto, en ese caso es necesario priorizar; por eso él no da una única regla. Si estos deberes entran en franca contradicción, él cree que por una reflexión larga y seria se puede llegar a conocer nuestra prima facie duties. 


Es necesario el ejercicio racional. Sin embargo esto se vuelve muy complicado cuando exige rapidez y hay mucho peligro. Decir la verdad en ciertas ocasiones puede ser beneficioso pero en otros muy perjudicial. Es por eso que es el sujeto que debe determinar rápido lo que es bueno o malo. Esta ética es muy criticada porque es en extremo relativista. 


ética de la virtud


Aristóteles, autor del primer tratado sistemático de ética en la historia,  es el primero en elaborar una ética de la virtud. Es una perspectiva que pone como centro de la investigación ética a las virtudes. Refuta la idea de que pueda existir un principio único o fórmula que pueda suministrar una advertencia ética para cada ocasión. Una virtud es un firme compromiso que tiende a producir la acción justa o correcta como medida por estándar. Para los éticos que suscriben con la ética de la virtud sostienen que podemos entender la naturaleza de la acción buena solo si primero se entienden las virtudes. 


Ética feminista

La ÉTICa🍎 su DefiniCion, TipOs, TeOrías, DocTrinas, Autores


Últimamente se han hecho interesantes trabajos en ética normativa sobre todo desde la perspectiva feminista. Desde este espacio teórico, que subraya la tremenda infravaloración de la experiencia moral de la mujer, se invita a tomar conciencia y en serio la vivencia moral de aquella a la hora de desarrollar los ideales éticos.


 La opinión de las mujeres en asuntos éticos, como consecuencia del machismo teórico, no ha sido tomada en cuenta ni mínimamente considerada, las éticas más populares y dominantes son las de los hombres. Es requerido evitar las nociones sexistas muy frecuentes en la filosofía tradicional.


Metaética


La metaética es una rama del continente de la filosofía moral de capital importancia ya que es aquella a la que le corresponde estudiar el estatus que ostenta la moralidad, a saber, si aquella es de naturaleza objetiva o una mera ficción o convención que resulta  beneficiosa y practicable para los seres humanos. 


👉Te puede interesar: El único filósofo importante y relevante de hoy y de siempre👀


Sobre esta espinosa cuestión existen dos polémicas posturas: los que sostienen que es objetiva y los que niegan rotundamente que lo sea.  Esta rama intenta determinar si la moral es absoluta o relativa, si existe o no los valores absolutos independientemente  del intelecto humano. Hume, Cuya influencia en el mundo moderno es más honda de lo que se considera frecuentemente, se opone a toda metafísica y rechaza la idea de que la moral sea objetiva. 



Hume


Hume (1711 - 1776) el filósofo más difícil de refutar de la historia de la filosofía dado su escepticismo extremo, niega de manera categórica la supuesta objetividad de la moral basándose en la idea de que el origen de toda moral no se deriva en último término de la razón sino que más bien del sentimiento.  


Gensler



Henry Gensler, autor de muchos libros, siete de ellos acerca de lógica, ocho sobre ética y uno de filosofía católica, —es un profesor sumamente prolífico—, contrariamente al escéptico sostiene que sí es objetiva. 


Ética aplicada


Finalmente, la ética aplicada es el análisis filosófico, desde la óptica de la ética, de diversas cuestiones concretas y ordinarias, las que están más en boga y en consonancia con nuestra realidad mundana. Temas  como la bioética o ética médica, ética profesional o deontología, ética ambiental, ética económica y comercial, ética social, y ética sexual son subtemas propios de la ética aplicada.



Referencia 



Shafer-Landau, R. (2012). The Ethical Life. New York: Oxford University press.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

chintoliano@gmail.com