viernes, 25 de septiembre de 2020

Un Cristo menos

La ley de la eutanasia: una bofetada más a la Iglesia Católica por Víctor Salmerón
Imagen de Bob Bello en Pixabay 


Vissarion, el "Señor que dio su vida", es un término utilizado por sus seguidores para referirse al Cristo Torop ruso. Sin mayor pudor ha afirmado en varias ocasiones que María la madre de Jesús de Nazaret, aunque suene inusual a mucha gente, especialmente a los que no pertenecen a su secta, es de hecho su propia madre. A su cargo, tiene dos esposas y seis hijos, lo que no parece ayudarlo a ganar puntos con Cristo y otras iglesias cristianas. Según se cuenta, una de sus mujeres tenía 19 años cuando se casó con él.



Esta institución religiosa, ahora llamada la "Iglesia de la Último Testamento", fue fundada por aquel excéntrico líder cuando la Unión Soviética colapsó en 1991. Torop creyó que era el momento para “despertar", por lo que inició a reclutar seguidores, tutelándolos bajo la guía de teorías y prácticas que lo gobernaron a lo largo de su vida.


Durante treinta años, Torop ha operado con total libertad fuera de Siberia y, a pesar de sus enseñanzas irregulares y su extremismo, todavía propaga y difunde su doctrina. Sin embargo, después de un largo período de tiempo, parece que su guía espiritual pudo haber terminado, porque un gran número de helicópteros armados bien equipados fueron desplegados para capturarlo.


La razón 



Torop fue acusado de tres cargos: según la Comisión de Investigación del país, su comportamiento fue establecer y organizar una estructura religiosa totalmente ilegal, engañar a sus discípulos incondicionales e infligirle diversas heridas emocionales y abusos.

 

Para ser eficaz, esta operación especial involucró a agentes del servicio de seguridad ruso FSB, así como a la policía y otras agencias competentes. Según bibliatodo.com, tras la detención de Torop, el supuesto hijo del Dios judío, fue trasladado “por tropas enmascaradas a un helicóptero cercano, junto con su mano derecha, Vladimir Vedernikov".

 

Bajo la custodia de Torop, miles de personas de diferentes clases sociales conviven en los lugares más remotos. En vista del poder religioso que le otorga la comunidad de creyentes, aplica el vegetarianismo en la forma más inflexible; el cigarro y el vino están estrictamente prohibidos; en asuntos económicos, prohíbe estrictamente a los creyentes intercambiar dinero entre ellos.

 

La visión religiosa de esta persona se basa en algunos factores de confusión derivados de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el Budismo, el Apocalipsis, el colectivismo y los valores ecológicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

chintoliano@gmail.com